Descontinuo.

sábado, 7 de julio de 2012

Esos días...

Me quedarán recuerdos de esos días... 
Esos en los que reíamos por cualquier cosa, hablamos por horas, leíamos y el tiempo corría sin darnos cuenta,
Esos en los que llovía,
esos en los que el silencio hablaba y el corazón latía fuertemente,
esos en los que hacíamos planes de nuestro futuro, imaginábamos nuestra casa y hasta discutíamos   el nombre de los hijos que no planeábamos tener.
Esos en que me sentía amada,
esos en los que me mimabas, nos besábamos hasta el cansancio,
esos en los que me alborotabas las ganas de ser tuya.
 

El inicio del adiós

Me tranquilizó saber que estabas consiente de que me debías palabras, de que faltaban razones para entender lo que hacías y de que sobraban silencios.
Por eso te agradezco, en silencio, para mis adentros, que hayas regresado a decirme que dejarme partir será lo mejor. Por que también lo creo, ya ha pasado suficiente tiempo y las heridas ya deben empezar a sanar.